Autocuidado – LA POSITIVIDAD

Ideas sobre uno de los elementos del bienestar de acuerdo al Modelo de Seligman, uno de los autores de psicología positiva: LA POSITIVIDAD.

Un aspecto relacionado con la positividad son las emociones positivas; experimentar emociones positivas tiene importantes repercusiones en muchas áreas de la vida (Tarragona, 2012).

Experimentamos emociones positivas cuando nos sentimos interesados, entusiasmados, orgullosos, atentos, activos, fuertes, inspirados o decididos; estas emociones contrastan con las emociones negativas como la tristeza, el miedo, el coraje, el disgusto, la repulsión, entre otras (Fredrickson, 2003).

¿Sabías que a diferencia de las emociones positivas, las emociones negativas tienen correlaciones fisiológicas que se pueden medir: presión arterial, dolor de cabeza, cambio de temperatura corporal o sudoración?

Y de acuerdo a un estudio de Fredrickson, existe una proporción de positividad necesaria para que las personas funcionen óptimamente. En promedio, tenemos que experimentar 3 emociones positivas por cada negativa.

Les propongo un RETO para esta semana: MIDE TU ÍNDICE DE OPTIMISMO Y FELICIDAD

Toma un tiempo de tu día y recuerda un momento por cada día alguna situación en la que te hayas SENTIDO FELIZ O PLENO, y procura que cada día sea con un recuerdo diferente. Al final del día registra como te sientes ¿Cómo terminas tu día?  Reconoce y registra ¿qué hiciste para que se diera esa emoción positiva?

Recuerda que  el optimismo, la ilusión y la felicidad es una garantía para el bienestar.

La felicidad no es lo que nos pasa, es lo que interpretamos con lo que nos pasa.

Hablar de felicidad es hablar del sentido que le damos a la vida. Es una manera de vivir, es decir, como yo decido cada día aceptar las circunstancias que me rodean.

La felicidad no es hacer lo que uno quiere, si no querer lo que uno hace.

Y recuerden siempre:

Lic. Berence Godinez

Psicología Secundaria