PENSAMIENTOS POSITIVOS

Los pensamientos positivos afectan todo lo que hacemos. Es importante trabajar en nuestro beneficio y en el de los demás, dado que en el reino de la mente lo positivo, atrae a lo positivo y rechaza a lo negativo.

Comparto algunos pensamientos que pueden ayudarnos a vivir en positivo nuestra semana y nuestra vida:

  • Usa dos palabras mágicas: PUEDO y QUIERO: Puedo ser mejor, quiero ser mejor.
  • Usa una frase mágica: SOY CAPAZ.
  • No hay edad para el cambio, la ciencia ya lo ha demostrado. Siempre siente que tu edad de mayor producción y capacidad está 20 años más allá de la que ahora tienes, y actúa así.
  • Quien no aprende a perdonar, dificulta su caminar. Perdonar deja una sensación de libertad maravillosa.
  • Las herramientas son tus propios pensamientos, y nadie puede ayudarte a pensar por ti.
  • Asume el compromiso de que serás lo que desde ahora pienses.
  • Cada dificultad es una oportunidad que la vida te da para tu personal desarrollo.
  • Prepárate para mañana trabajando bien hoy.

UNA EMOCIÓN MUY DIVERTIDA

¿Sabías que la DIVERSIÓN es una emoción positiva? La diversión implica el impulso de reírse y compartir la jovialidad con otros ante situaciones que resultan divertidas. La diversión es un hecho social.

¿Cuándo piensas en divertirte, en qué piensas? ¿Cuánto tiempo de la semana, lo dedicas a divertirte o a hacer actividades que realmente disfrutas?

Según el diccionario, diversión es una actividad que produce placer y distrae de las preocupaciones y el aburrimiento. Así como nuestro cuerpo necesita dormir y descansar para recuperarse y funcionar adecuadamente, necesitamos divertirnos para recuperarnos del desgaste emocional y psicológico y aumentar nuestra salud y bienestar general.

Además, está comprobado científicamente, que la risa, producto de la diversión:

  • Mejora la respiración y circulación
  • Fortalece nuestro sistema inmunológico
  • Libera endorfinas que disminuyen o eliminan el dolor y producen una sensación de bienestar general
  • Reduce la tensión y ansiedad
  • Mejora nuestras relaciones
  • Nos permite desarrollar una actitud positiva ante la vida
  • Nos da mayor claridad, para buscar las soluciones adecuadas a nuestros problemas
  • Favorece nuestra autoestima.

Te invito a reflexionar y preguntarte: ¿Qué te hace reír?

LA “ESPERANZA” COMO VALOR HUMANO Y EMOCIÓN POSITIVA

Reflexionando un poco más sobre las emociones positivas trabajaremos hoy sobre el valor de la ESPERANZA.

Es importante que cuando lleguemos a sentir que todo parece terminar, cuando la vida parece haber perdido su significado y no hay más nada que hacer; recordemos que en ese momento surge la esperanza como recurso final para encontrar un nuevo rumbo, levantar la frente, continuar hacia adelante y renovar los esfuerzos para cumplir con la misión asignada por la vida.

La esperanza da sentido a la vida. La esperanza es un detonante para ponernos en marcha y enviarnos a trabajar con fuerza detrás de un ideal. En la práctica trabajamos, nos movemos y actuamos porque tenemos la esperanza de llegar a alguna parte, de lograr un objetivo, de alcanzar una meta o hacer realidad un sueño.

Para quienes hemos vivido toda una vida trabajando, luchando, soñando con una sociedad más segura y próspera, es importante revivir la esperanza de seguir hacia adelante. Aun en medio de la oscuridad, aun en medio de las tinieblas, hagamos renacer la luz de la esperanza.

La esperanza nos inspira, nos impulsa a seguir, o a levantarnos después de cada caída, nos repone la energía después de cada tropezón. La esperanza nos ayuda a ser resilientes y reconstruirnos más fuertes. ¿Qué nos hace alimentar la esperanza?

Ya nos lo recuerda Diego Torres en su canción “Color Esperanza”… disfrútenla.

Autoconocimiento de mis emociones

Platiquemos brevemente de la importancia de tener una mente positiva. ¿Te has dado cuenta como piensas y/o reaccionas ante una adversidad? ¿Se puede cambiar el pensamiento?

Una mente positiva nos lleva a pensamientos positivos y  nos permite tener una percepción diferente del  momento que estamos pasando en nuestra vida y por lo tanto tomar mejores decisiones. Un cambio de residencia, problemas familiares, un duelo por una pérdida, la emergencia sanitaria actual que vivimos que ha cambiado nuestra dinámica de forma drástica e inesperada.

Tómate unos minutos para tomar conciencia de tu respiración y pregúntate, ¿Cómo me siento hoy y ahora?


Te  invito ahora a imaginar por un momento la siguiente situación:

Dos hombres trabajan en el negocio de mantenimiento en casas. Uno se encarga de la limpieza exterior (Pepe) y el otro de lavar los carros (Cosme). Ante las mismas circunstancias su percepción sobre la situación es totalmente diferente.

Ante un día de excesivo calor

Pepe: Hace un calor terrible, anoche no pude dormir ni una hora, apenas estoy empezando el día y ya no tengo fuerzas para seguir, y ni cómo hacerle, todavía me quedan tres casas que limpiar, y mañana va a ser lo mismo.

Cosme: ¡Qué bonito día!, ideal para lavar los carros, me puedo ir más rápido porque se secan mejor; los carros me van a quedar súper.

Ante un día lluvioso:

Pepe: ¡Qué día!, se me mojaron los pies cuando venía y estoy seguro que me voy a enfermar; bueno, qué remedio, ‘al perro flaco todas las pulgas’.

Cosme: ¡Que buen día!, va a refrescar y así podremos dormir a gusto; los carros se van a ensuciar y a la tarde paso otra vez para darles una limpiada.

¿Qué preguntas nos podríamos hacer ante esta situación? ¿De qué te das cuenta sobre tu forma de ver las circunstancias? ¿Soy Pepe? ¿Soy Cosme?

Les invito a que cada uno tratemos de contestarnos las siguientes preguntas a manera de reflexión:

A partir de esta ficha, la propuesta es autodescubrirse  identificando los pensamientos que nos llevan a accionar las emociones  positiva o negativas y posteriormente  a actuar de determinada manera por lo que pensamos y como nos sentimos. Recuerden que somos lo que pensamos y hay comportamientos que se contagian. ¿Cuántas reacciones o conductas detectas que pudiera tener tu hijo de ti, frente a una adversidad?

Trabajar nuestras emociones e ir tomando conciencia de nosotros, lleva tiempo, no se desesperen si a no logran identificarlas fácilmente a la primera, dense tiempo y dense cuenta que se dan cuenta, eso … es trabajar en su bien, en su persona y siempre con la intención de mejorar su  nivel de bienestar y felicidad.

Por ahora, la primera invitación que quiero hacerte, es generar un pensamiento  que nos ayude a iniciar nuestra semana con el enfoque de Cosme, nuestro personaje “positivo” de la situación que nos acompañó hoy a manera de ejemplo,  y procurar mantenerlo a lo largo de la semana. ¿ Aceptas el reto?

Autocuidado – LA POSITIVIDAD

Ideas sobre uno de los elementos del bienestar de acuerdo al Modelo de Seligman, uno de los autores de psicología positiva: LA POSITIVIDAD.

Un aspecto relacionado con la positividad son las emociones positivas; experimentar emociones positivas tiene importantes repercusiones en muchas áreas de la vida (Tarragona, 2012).

Experimentamos emociones positivas cuando nos sentimos interesados, entusiasmados, orgullosos, atentos, activos, fuertes, inspirados o decididos; estas emociones contrastan con las emociones negativas como la tristeza, el miedo, el coraje, el disgusto, la repulsión, entre otras (Fredrickson, 2003).

¿Sabías que a diferencia de las emociones positivas, las emociones negativas tienen correlaciones fisiológicas que se pueden medir: presión arterial, dolor de cabeza, cambio de temperatura corporal o sudoración?

Y de acuerdo a un estudio de Fredrickson, existe una proporción de positividad necesaria para que las personas funcionen óptimamente. En promedio, tenemos que experimentar 3 emociones positivas por cada negativa.

Les propongo un RETO para esta semana: MIDE TU ÍNDICE DE OPTIMISMO Y FELICIDAD

Toma un tiempo de tu día y recuerda un momento por cada día alguna situación en la que te hayas SENTIDO FELIZ O PLENO, y procura que cada día sea con un recuerdo diferente. Al final del día registra como te sientes ¿Cómo terminas tu día?  Reconoce y registra ¿qué hiciste para que se diera esa emoción positiva?

Recuerda que  el optimismo, la ilusión y la felicidad es una garantía para el bienestar.

La felicidad no es lo que nos pasa, es lo que interpretamos con lo que nos pasa.

Hablar de felicidad es hablar del sentido que le damos a la vida. Es una manera de vivir, es decir, como yo decido cada día aceptar las circunstancias que me rodean.

La felicidad no es hacer lo que uno quiere, si no querer lo que uno hace.

Y recuerden siempre:

Beneficios de practicar la “Atención plena o interiorización”

Estamos pasando por un momento complejo que ha venido a generar nuevos patrones y rutinas en casa y con la familia, estar 24/7 atendiendo actividades escolares, familiares y personales, así como adaptarse a una nueva forma de trabajo escolar y de relación con nosotros y otros, nos llevando a desarrollar  estrés.

  • ¿Has sentido que estás cansado?
  • ¿Te sientes disperso?
  • ¿Estás irritable?
  • ¿Te enfermas con frecuencia o tu salud física no está al 100%?

La atención plena es un entrenamiento que permite acabar con la dispersión de la mente, que siempre está divagando entre el pasado y el futuro, pero nunca centrada en el presente. La felicidad no se puede encontrar en el futuro, la única manera de sentirla es en el momento actual. Como decimos los psicólogos “aquí y ahora”.

De aquí la importancia de aprender a gestionar los retos de la vida y las emociones difíciles de manera productiva y saludable.

Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional (IE) es la capacidad de responder frente a una  situación de manera asertiva, sabiendo entender, manejar y expresar nuestras emociones y la de los demás.

Consta de tres procesos básicos:

1.    Percibir: Reconocer de forma consciente nuestras emociones e identificar qué sentimos y ser capaces de darle una etiqueta verbal.

2.    Comprender: Integrar lo que sentimos dentro de nuestro pensamiento y considerar la complejidad de los cambios en las emociones.

3.    Regular: Dirigir y manejar las emociones tanto positivas como negativas de forma eficaz.

 

Trabajaremos 5  competencias emocionales que nos ayudarán a fortalecer nuestra IE:
  • Conciencia emocional
  • Regulación emocional
  • Autonomía emocional
  • Habilidades sociales
  • Habilidades para la vida
  • Cada semana estaremos repasando cada una, con alguna sugerencia para trabajarlas.

Les dejamos este video. Esperamos que lo veas y practiques.

Determinación

Definiciones: la determinación es….

  • Es la voluntad de alcanzar metas a largo plazo y está directamente relacionada con la resiliencia.  Heidi Grant Halvorson ,Harvard Business Review
  • Es la disposición para perseguir objetivos a largo plazo y hacerlo con pasión y perseverancia, es mantenerse fiel a determinadas metas a lo largo de tiempo y poner todo el empeño posible en conseguirlas. Carol Dweck, en su libro Mindset

 

Determinación: ¿Cómo se da?

Paul Graham explica que la determinación se da cuando hay la suma de 3 cualidades: 

La Intención es tener el propósito o la voluntad de hacer algo.

La Ambición es un deseo ardiente por conseguir riquezas, logros, reconocimiento  o fama.

 La Disciplina es la capacidad de trabajar de forma sistemática, persistente y progresiva hacia una meta específica.

¿Qué implica?

 

  • Decisión:Disposición, decreto, sentencia.
  • Valentía: Arrojo, bravura, esfuerzo, sacrificio, coraje.
  • Responsabilidad:Deber, compromiso, obligación.
  • Fe: Confianza, certeza, esperanza, convicción.

¿Se puede desarrollar?

Claro que sí!

Simplemente piensa en la determinación como una ACTITUD, algo en lo que te puedes entrenar y fortalecer.

Todo está en la mente, como explica el Dr. Carol S, Dweck, Ph.D.