Unidos en oración – Red de Colegios Sagrado Corazón

Con mucho entusiasmo y de manera voluntaria, alumnos de secundaria y preparatoria acompañados por sus profesores Toño y Maco se reunieron en videoconferencia para reflexionar y hacer oración. Fue la plataforma de Teams, misma que nos ha mantenido cercanos a la distancia, el medio por el cuál fue posible alcanzar nuestro objetivo. La tecnología ha jugado un papel muy importante en esta época, pero nada sería posible sin la creatividad e iniciativa de alumnos y maestros, los cuáles a través de lluvia de ideas, sondeo y elaboración de un PADLET pudieron ahondar en valores y conceptos significativos como salud, paciencia, solidaridad, fraternidad, paz, bienestar y sensibilidad, entre otras, manifestando un anhelo por salir adelante con un espíritu de esperanza.

Este esfuerzo sería el insumo principal para que un comité conformado por Valeria, América,  Sophia, Ana Cristina, Valeria Danaé, Emiliano Jafen , Rodrigo y Renata; se dieran a la valiosa tarea de redactar la oración en su versión definitiva, reconocemos su capacidad de reflexión y síntesis para retomar las palabras significativas mencionadas por sus compañeros. Debido a que se trataba de un proyecto internacional, se decidió enviar la oración en los tres idiomas de la Sociedad del Sagrado Corazón: español, inglés y francés. Acompañados de sus teachers: Roberto y Gaby y su professeure: Emely, se unieron al equipo Tadeo y Diego, este equipazo completó la tarea al  realizar la traducción de la oración a ambos idiomas. El proceso de traducción implicó identificar los modismos que se emplean en español, para ser lo más fiel posible al mensaje, evitando la traducción literal que pudiera tener un significado distinto al momento de la traducción. Con el apoyo y guía de sus profesores lograron que la traducción encerrara el significado real del texto  original cuidando no solo la forma sino el fondo

Como Colegio del Sagrado Corazón, atento y dispuesto a participar en esta iniciativa, nos dimos a la tarea de brindar un espacio para la reflexión y la oración, a través de un proceso de construcción conjunta, queremos compartir parte de la riqueza obtenida de este proyecto ya que el contexto actual pone de manifiesto las fortalezas y vulnerabilidades que poseemos como personas individuales y como comunidades o pueblos. Experimentarse vulnerable, brinda la oportunidad de cuestionar aquello que nos hace falta o que nos debilita en los diferentes aspectos que encierra nuestra persona respecto a la salud física, emocional, mental o espiritual; asimismo, todo aquello que necesitamos aprender para conformar verdaderas comunidades solidarias, fraternas y unidas.

La espiritualidad del Sagrado Corazón nos impulsa a vivirnos con el corazón abierto, dispuesto a amar y a dejarse amar, sensible al sufrimiento de los otros y con la disposición para entrelazarnos y caminar juntos en medio de las adversidades.

La oración original resultó un tanto larga para ser compartida en el proyecto, sin embargo, resultó tan valiosa, que no quisimos dejar de compartirla: